Vuelos SEF 5/8 de “I.E.” en Dona Médula Aragón

Facilitador: Dr. César Rodríguez

Lugar: C/Miguel Allué Salvador nº 11 (oficina), Zaragoza

Asociación Dona Médula Aragón

 

1) ¿Para qué sirve la inteligencia emocional?

Sobre todo sirve para convivir, comunicarse y moverse entre otros seres humanos de modo fructífero, fácil y feliz.

La IE administra la forma de amar, la autovaloración de la capacidad de hacer amistad, de ser aceptado y aceptar, de ser optimista respecto a uno mismo y a otras personas. En ella intervienen tres componentes: la experiencia subjetiva, la reacción psicológica y la comunicación hacia el exterior. Se emplea en las siguientes tareas:

  • Percibir e interpretar adecuadamente las emociones propias y las de los demás.
  • Utilizar el pensamiento para generar emociones y estados de ánimo favorables. Esto es, nos sentimos como pensamos. Las opiniones sobre nosotros mismos, sobre lo que soy y cómo soy, dependen en parte de lo que pienso que soy; por eso, al modificar el pensamiento se alteran las preferencias; pensar ayuda a preferir. Preferir es sentirse emocionalmente motivado hacia algo concreto, ya sea para acercarse o para huir.
  • Reaccionar adecuadamente a los estímulos. Las personas con buen nivel de IE otorga a los estímulos la importancia que les corresponde. Por el contrario, el estrés se ceba en quienes, por sus rasgos de personalidad y bajo nivel de IE, reaccionan de modo exagerado a las señales externas, llenándose de sentimientos turbadores sobre los que no tienen dominio: ansiedad, miedo, angustia, dolor, celos…
  • Comunicarse bien. El bajo nivel de IE propicia la incomunicación y la falta de entendimiento, haciendo que fructifiquen sentimientos de traición, de aislamiento e incomprensión, mala interpretación de los acontecimientos y de las intenciones. Acumula problemas, resentimiento y deterioro de las relaciones humanas.
  • Respetar la propia identidad. La persona emocionalmente inteligente interactúa con los demás sin dejar de ser ella mismo; es capaz de emitir sus opiniones y sentimientos sin herir los del prójimo. Es lo que Millon, experto en la descripción de trastornos de la personalidad, llama patrón respetuoso de afrontamiento, según el cual la persona expresa lo que siente, expone abiertamente lo que le molesta o agrada, pero sabe hacerlo sin generar violencia ni rechazo.

 

2) Habilidades a desarrollar para potenciar tu inteligencia emocional (IE):

  • Autocontrol: capacidad para regular la conducta, el estado anímico y los sentimientos.

 

Un pobre nivel de autocontrol indica que toleras mal la frustración, que explotas con relativa facilidad y te cuesta trabajo encontrar alternativas optimistas de pensamiento con las que poder motivarte y mejorar el estado anímico. Como te mueves por corazonadas y arrebatos, te cuesta manejar tus emociones negativas (frustración, aburrimiento, rechazo o enfado), resultando difícil a los demás predecir tus reacciones, y temiendo en muchas ocasiones tus explosiones.

Un buen nivel de autocontrol indica excelente dominio de ti mismo: que sabes esperar, que tienes paciencia y don de la oportunidad, que eres responsable y cooperador.

 

  • Reconocimiento de emociones:capacidad para identificar sentimientos personales y de otros.

 

Un bajo nivel en esta habilidad indica que tienes dificultades para definir exactamente qué sientes, no logrando que el nivel de intensidad se corresponda con lo que la situación demanda. En muchas ocasiones evitas pensar en tus emociones negativas consiguiendo así que, lejos de desaparecer, terminen afectando a tu sistema inmunológico, y tiendas además a echar la culpa a los demás.

Un buen nivel en esta habilidad señala que percibes bien tus emocionesy también las ajenas. Sabes distinguir tanto emociones diferentes como la intensidad de las mismas. Además, dada tu facilidad para identificar lo que sienten otros, suelen considerarte una persona entrañable, cercana, confiable.

 

  • Expresión de emociones: facilidad o dificultad para tolerar las emociones propias y, llegado el caso, comunicárselas a otros.

 

La deficiencia en la expresión de emociones se produce en personas que reprimen lo que sienten o eligen inadecuadamente los gestos, palabras o tono de voz. También en personas que juegan frecuentemente el rol de víctimas, o que se sienten vulnerables exponiendo su interior, sobrecogiéndose en muchos casos al ser testigos de las emociones de los demás, prefiriendo no tener que pasar por ese trance. Son personas que no suelen expresar a tiempo sus emociones, explotando cuando nadie se lo espera o en el momento inoportuno.

La facilidad para exponer lo que se siente, supone distinguir entre lo que se siente y piensa; expresar con naturalidad el afecto o el disgusto, exponer a tiempo lo que les ocurre, con lo que se evita explotar cuando ya no viene a cuento.Laimagen que se ofrece es de seguridad, equilibrio y fiabilidad.

 

  • Autoestima, asertividad  y capacidad de motivación:

¿Aprecias tus cualidades? ¿Sabes darte ánimos cuando las circunstancias se ponen difíciles? ¿Te marcas metas y buscar energía en tu interior para alcanzarlas? ¿Eres capaz de posponer recompensas? ¿Necesitas que los demás te hagan comentarios para evaluar tus cualidades o, por el contrario, digan lo que digan tú sabes valorarte y respetarte?

Para ello:

  • Márcate pequeñas metas y realistas y ve disfrutando poco a poco de los triunfos, afianzando de este modo la valía personal.
  • Confía en tu capacidad para el triunfo sin tener que depender excesivamente de la opinión de los demás.
  • Actúa con criterio a la hora de evaluarte a ti mismo o al trabajo que haces.
  • Ayuda a otras personas dando algo de lo que sabes, de lo que haces, ya que solo se puede dar lo que se tiene, cuando se tiene.
  • Confía en tus posibilidades y en que puedes dar mucho de ti mismo a otras personas porque, simplemente, tienes mucho que compartir.
  • Valórate, respétate y hazte respetar.

 

  • Empatía y adaptación social:facilidad para ponerte en el lugar de otra persona y  captar lo que le está pasando y cómo lo está viviendo.

 

Un bajo nivel de empatía y adaptación social supone:

  • Dificultad para ponerse en la piel de otra persona o para interpretar la intención que respalda los actos ajenos, lo que le lleva a extraer conclusiones erróneas y precipitadas.
  • Desinterés o incapacidad para convivir y trabajar con otros. Sentido de la oportunidad deficiente, con inadecuada adaptación a otras opiniones o creencias.
  • Necesitar frecuentes halagos para mitigar el sentimiento de inseguridad.
  • Esperar que las circunstancias mejoren sin hacer nada al respecto, o idealizar las circunstancias y a otras personas.

Estos Vuelos SEF tienen por objetivo desarrollar tu “I.E. y Bienestar” mediante 20 Dinámicas Vivenciales y Experienciales. Se impartirán en el siguiente calendario durante seis sesiones presenciales (de 18:30 a 19:50) y prácticas externas para “Vivir” lo aprendido en el aula esa semana:

ENERO 2019:

Jue 17: Vuelo SEF 5 de I.E. y Bienestar

Jue 24: Vuelo SEF 6 de I.E. y Bienestar

Jue 31: Conclusiones Vuelos SEF 5 y 6 de I.E. y Bienestar

  

FEBRERO  2019:

Jue 14: Vuelo SEF 7 de I.E. y Bienestar

Jue 21: Vuelo SEF 8 de I.E. y Bienestar

Jue 28: Conclusiones Vuelos SEF 7 y 8 de I.E. y Bienestar

 

Zaragoza, Diciembre de 2018

Nos vemos en Enero. Abrazo 8T

César Rodríguez

Doctor en Psicología por la Universidad de Zaragoza

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escuela de Felicidad, Inteligencia Emocional. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s