Vive un Verano SEF…

 

… Y, para conseguir VIVIR un Verano SEF, te animo a DISFRUTAR estos 69 ejercicios de risoterapia:

 

 

Consiguiendo así REÍR con JA JE JI JO JU

en función de tus objetivos

… PORQUE… 

La risa con la “ja” (ja, ja, ja, ja…)… es una risa abierta, que nos invita a estimarnos, a expandir el pecho. Es una risa sincera. Cuando se ríe “ja, ja, ja” tiende a vibrar más por la zona de las caderas y los riñones, por lo que activa sus funciones. Al encontrarse allí las glándulas suprarrenales, también actúa sobre la adrenalina, que nos ayuda a responder ante el miedo, reforzando el valor. De igual modo, masaje el vientre. Es un tipo de risa utilizada en mayor proporción por personas adultas. En las mujeres, además, resulta beneficiosa para los ovarios y la matriz. Incluso ayuda a reforzar los huesos ante la osteoporosis, si se va practicando antes de que se manifieste.

 

La risa con la “je” (je, je, je, je…)… resulta más diplomática y nos invita al gesto del disimulo, como si en una reunión transmitiéramos en secreto, resguardado por el dorso de la mano. Cuando se ríe “je, je, je”, su vibración se sitúa por el vientre y bajo las costillas, por lo que ayuda en las funciones del hígado y la vesícula biliar. Es eficaz, por lo tanto, para suavizar los enfados que nos revuelven la bilis y nos amargan el carácter. También resulta beneficiosa para la tensión interna que nos produce la cólera  y para el equilibrio del tejido muscular.

 

La risa con la “ji” (ji, ji, ji, ji…)… tiende a resultar más incisiva y cantarina, como si nos invitara a bailar, dando saltitos. La risa “ji, ji, ji”, es jubilosa y simpática. Vibra por la zona del corazón, por lo que resulta beneficiosa para la circulación de la sangre, así como para el sistema nervioso y la glándula tiroides. Y por ser ésta la que regula el metabolismo, también nos puede ayudar con respecto a los problemas de obesidad. Por otra parte, la mejoría que ejerce sobre el sistema circulatorio la convierte en adecuada para tratar los trastornos de las varices. Se suele practicar más en la infancia, de forma natural.

 

La risa con la “jo” (jo, jo, jo, jo…)… se vincula con facilidad a la figura de Papá Noel, por lo que nos invita a practicarla sacando tripa y poniendo las manos sobre el ombligo, en ese gesto bonachón característico. La risa “jo, jo, jo” induce vibraciones por la zona del cráneo y el aparato digestivo. Actúa sobre el estómago, páncreas y bazo, principalmente, pero tiende a repercutir por todo el tubo alimentario, desde la boca hasta el ano. En esta forma es muy adecuada para ayudar en los procesos digestivos, así como en el tratamiento de la celulitis.

 

La risa con la “ju” (ju, ju, ju, ju…)… nos recuerda el melancólico aullido del lobo ante la luna llena, por lo que nos lleva a desahogar frustraciones y asuntos pendientes en las oscuridades de la memoria. La risa “ju, ju, ju” actúa sobre los pulmones, regulando alteraciones respiratorias. También facilita la limpieza y el equilibrio del intestino grueso, cuando se tensa por causa del estrés o el miedo. Asimismo, resulta muy adecuada para tratar la depresión.

Recibe mi Abrazo 8T y SEF

Anuncios
Publicado en Comunicación, Escuela de Felicidad, Inteligencia Emocional, Liderazgo, Psicología Positiva / Risoterapia | Deja un comentario

60 Caminos a Tu Inteligencia Emocional y Bienestar

Como Piloto  de  Vuelos SEF de I.E.

Te animo, durante este mes de Mayo …

… a seguir desarrollando tu Inteligencia Emocional realizando y disfrutando  Dos  Dinámicas Vivenciales y Experienciales,  que  te van a proporcionar más confianza y facilitar tu Actitud Positiva Vital …

 

 

¡¡¡ VÍVELAS y saca tus PROPIAS CONCLUSIONES !!!

 

 

Dinámica: Escalera de Asertividad

Con esta dinámica aprenderás a utilizar la Escalera de asertividad, herramienta que te llevará al éxito a la hora de mantener relaciones satisfactorias con los demás.

 

Dinámica: GRACIAS…

… La GRATITUD como camino imprescindible para Sentir Bienestar, Plenitud… FELICIDAD.

 

 

Recuerda que La Vida es Hoy… Aquí y Ahora

 

Nos vemos en más Vuelos SEF, en Junio, para

que te Ayuden a encontrar tu propia FELICIDAD

 

Recibe Abrazos 8T y GPE

SEF

Publicado en Comunicación, Escuela de Felicidad, Inteligencia Emocional, Liderazgo, Psicología Positiva / Risoterapia | Deja un comentario

I.E., Bienestar y Felicidad en DONA MÉDULA ARAGÓN

Esta semana, en Asociación DONA MÉDULA ARAGÓN, vamos a continuar con El Vuelo SEF 5 de I.E., Bienestar y Felicidad, que nos llevará a:

  • Percibir e interpretar adecuadamente las emociones propias y las de los demás.

 

  • Utilizar el pensamiento para generar emociones y estados de ánimo favorables. Esto es, nos sentimos como pensamos. Las opiniones sobre nosotros mismos, sobre lo que soy y cómo soy, dependen en parte de lo que pienso que soy; por eso, al modificar el pensamiento se alteran las preferencias; pensar ayuda a preferir. Preferir es sentirse emocionalmente motivado hacia algo concreto, ya sea para acercarse o para huir.

 

  • Reaccionar adecuadamente a los estímulos. Las personas con buen nivel de IE otorga a los estímulos la importancia que les corresponde. Por el contrario, el estrés se ceba en quienes, por sus rasgos de personalidad y bajo nivel de IE, reaccionan de modo exagerado a las señales externas, llenándose de sentimientos turbadores sobre los que no tienen dominio: ansiedad, miedo, angustia, dolor, celos…

  • Comunicarse bien. El bajo nivel de IE propicia la incomunicación y la falta de entendimiento, haciendo que fructifiquen sentimientos de traición, de aislamiento e incomprensión, mala interpretación de los acontecimientos y de las intenciones. Acumula problemas, resentimiento y deterioro de las relaciones humanas.

 

  • Respetar la propia identidad. La persona emocionalmente inteligente interactúa con los demás sin dejar de ser ella mismo; es capaz de emitir sus opiniones y sentimientos sin herir los del prójimo. Es lo que Millon, experto en la descripción de trastornos de la personalidad, llama patrón respetuoso de afrontamiento, según el cual la persona expresa lo que siente, expone abiertamente lo que le molesta o agrada, pero sabe hacerlo sin generar violencia ni rechazo.

 

Para conseguirlo, nos ayudará realizar Cinco Dinámicas Vivenciales del libro:

Dinámica 21: 

Con esta dinámica conseguirás “ser consciente de las palabras más importantes”, que te llevarán afomentar y mejorar las relaciones humanasen diferentes ámbitos de tu vida.

Dinámica 22: 

¡La vida y la muerte! Conecta con tu “Yo” más íntimo y personal y sé consciente de los pensamientos, sentimientos y emociones al respecto, porque determinarán tus conductas y tu percepción.

Dinámica 23: 

  • Habla con las personas.
  • Sonríe a las personas.
  • Llama a las personas por su nombre.
  • Sé amigo y servicial.
  • Sé cordial.
  • Interésate sinceramente por los otros.
  • Sé generoso en elogiar y cauteloso en criticar.
  • Aprende a captar los sentimientos de los demás.
  • Escucha y aprende a saber elogiar.
  • Procura aportar algo a esta vida y a los demás.

Dinámica 24: SI…

SI… das lo mejor de ti al “trabajar” esta composición de Rudyard Kipling, encontrarás más sentido a tu vida .

Dinámica 25:  

Dinámica vivencial y experiencias para desarrollar tu autoconocimiento emocional y empatía.

Nos vemos en los Vuelos SEF 6 de I.E. Y BIENESTAR

Recibe mi Abrazo 8T y GPE

SEF

Publicado en Comunicación, Escuela de Felicidad, Inteligencia Emocional | Deja un comentario

Aprendizaje “Vuelos SEF 5 de I.E. y Bienestar”

Cesar Rodriguez

Como Piloto SEF de los VUELOS SEF 5 de I.E. y Bienestar

CERTIFICO:

Que Tod@s los VIAJEROS SEF de los “VUELOS SEF 5 de I.E. y Bienestar” de esta semana, y yo mismo, hemos realizado y disfrutado las siguientes Dinámicas Vivenciales y Experienciales:

 

Dinámica 21: Las palabras más importantes

Con esta dinámica conseguirás “ser consciente de las palabras más importantes”, que te llevarán afomentar y mejorar las relaciones humanasen diferentes ámbitos de tu vida.

 

Dinámica 22:

Carta a Amparo. La mujer de un “peón de la Paz”

¡La vida y la muerte! Conecta con tu “Yo” más íntimo y personal y sé consciente de los pensamientos, sentimientos y emociones al respecto, porque determinarán tus conductas y tu percepción.

 

Dinámica 23: Diez mandamientos de las relaciones humanas

  • Habla con las personas.
  • Sonríe a las personas.
  • Llama a las personas por su nombre.
  • Sé amigo y servicial.
  • Sé cordial.
  • Interésate sinceramente por los otros.
  • Sé generoso en elogiar y cauteloso en criticar.
  • Aprende a captar los sentimientos de los demás.
  • Escucha y aprende a saber elogiar.
  • Procura aportar algo a esta vida y a los demás.

 

Dinámica 24: SI…

SI… das lo mejor de ti al “trabajar” esta composición de Rudyard Kipling, encontrarás más sentido a tu vida .

 

Dinámica 25:  La guerra vista por un militar

Dinámica vivencial y experiencial con la que trabajarás tu autoconocimiento emocional y empatía.

 

Nos vemos en los Vuelos SEF 6 de I.E. Y BIENESTAR

Recibe mi Abrazo 8T y GPE

SEF

Publicado en Comunicación, Escuela de Felicidad, Inteligencia Emocional, Liderazgo, Psicología Positiva / Risoterapia | Deja un comentario

Vuelos SEF 5, 6, 7 y 8 de “I.E. y Bienestar” en XQMA

(Centro de Formación XQMA/ Dr. César Rodríguez)

 

1) ¿Para qué sirve la inteligencia emocional?

Sobre todo sirve para convivir, comunicarse y moverse entre otros seres humanos de modo fructífero, fácil y feliz.

La IE administra la forma de amar, la autovaloración de la capacidad de hacer amistad, de ser aceptado y aceptar, de ser optimista respecto a uno mismo y a otras personas. En ella intervienen tres componentes: la experiencia subjetiva, la reacción psicológica y la comunicación hacia el exterior. Se emplea en las siguientes tareas:

  • Percibir e interpretar adecuadamente las emociones propias y las de los demás.
  • Utilizar el pensamiento para generar emociones y estados de ánimo favorables. Esto es, nos sentimos como pensamos. Las opiniones sobre nosotros mismos, sobre lo que soy y cómo soy, dependen en parte de lo que pienso que soy; por eso, al modificar el pensamiento se alteran las preferencias; pensar ayuda a preferir. Preferir es sentirse emocionalmente motivado hacia algo concreto, ya sea para acercarse o para huir.
  • Reaccionar adecuadamente a los estímulos. Las personas con buen nivel de IE otorga a los estímulos la importancia que les corresponde. Por el contrario, el estrés se ceba en quienes, por sus rasgos de personalidad y bajo nivel de IE, reaccionan de modo exagerado a las señales externas, llenándose de sentimientos turbadores sobre los que no tienen dominio: ansiedad, miedo, angustia, dolor, celos…
  • Comunicarse bien. El bajo nivel de IE propicia la incomunicación y la falta de entendimiento, haciendo que fructifiquen sentimientos de traición, de aislamiento e incomprensión, mala interpretación de los acontecimientos y de las intenciones. Acumula problemas, resentimiento y deterioro de las relaciones humanas.
  • Respetar la propia identidad. La persona emocionalmente inteligente interactúa con los demás sin dejar de ser ella mismo; es capaz de emitir sus opiniones y sentimientos sin herir los del prójimo. Es lo que Millon, experto en la descripción de trastornos de la personalidad, llama patrón respetuoso de afrontamiento, según el cual la persona expresa lo que siente, expone abiertamente lo que le molesta o agrada, pero sabe hacerlo sin generar violencia ni rechazo.

 

 

 2) Habilidades a desarrollar para potenciar tu inteligencia emocional (IE):

  • Autocontrol: capacidad para regular la conducta, el estado anímico y los sentimientos.

 

Un pobre nivel de autocontrol indica que toleras mal la frustración, que explotas con relativa facilidad y te cuesta trabajo encontrar alternativas optimistas de pensamiento con las que poder motivarte y mejorar el estado anímico. Como te mueves por corazonadas y arrebatos, te cuesta manejar tus emociones negativas (frustración, aburrimiento, rechazo o enfado), resultando difícil a los demás predecir tus reacciones, y temiendo en muchas ocasiones tus explosiones.

Un buen nivel de autocontrol indica excelente dominio de ti mismo: que sabes esperar, que tienes paciencia y don de la oportunidad, que eres responsable y cooperador.

 

  • Reconocimiento de emociones:capacidad para identificar sentimientos personales y de otros.

 

Un bajo nivel en esta habilidad indica que tienes dificultades para definir exactamente qué sientes, no logrando que el nivel de intensidad se corresponda con lo que la situación demanda. En muchas ocasiones evitas pensar en tus emociones negativas consiguiendo así que, lejos de desaparecer, terminen afectando a tu sistema inmunológico, y tiendas además a echar la culpa a los demás.

Un buen nivel en esta habilidad señala que percibes bien tus emocionesy también las ajenas. Sabes distinguir tanto emociones diferentes como la intensidad de las mismas. Además, dada tu facilidad para identificar lo que sienten otros, suelen considerarte una persona entrañable, cercana, confiable.

 

  • Expresión de emociones: facilidad o dificultad para tolerar las emociones propias y, llegado el caso, comunicárselas a otros.

 

La deficiencia en la expresión de emociones se produce en personas que reprimen lo que sienten o eligen inadecuadamente los gestos, palabras o tono de voz. También en personas que juegan frecuentemente el rol de víctimas, o que se sienten vulnerables exponiendo su interior, sobrecogiéndose en muchos casos al ser testigos de las emociones de los demás, prefiriendo no tener que pasar por ese trance. Son personas que no suelen expresar a tiempo sus emociones, explotando cuando nadie se lo espera o en el momento inoportuno.

La facilidad para exponer lo que se siente, supone distinguir entre lo que se siente y piensa; expresar con naturalidad el afecto o el disgusto, exponer a tiempo lo que les ocurre, con lo que se evita explotar cuando ya no viene a cuento.Laimagen que se ofrece es de seguridad, equilibrio y fiabilidad.

 

  • Autoestima, asertividad  y capacidad de motivación:

¿Aprecias tus cualidades? ¿Sabes darte ánimos cuando las circunstancias se ponen difíciles? ¿Te marcas metas y buscar energía en tu interior para alcanzarlas? ¿Eres capaz de posponer recompensas? ¿Necesitas que los demás te hagan comentarios para evaluar tus cualidades o, por el contrario, digan lo que digan tú sabes valorarte y respetarte?

Para ello:

  • Márcate pequeñas metas y realistas y ve disfrutando poco a poco de los triunfos, afianzando de este modo la valía personal.
  • Confía en tu capacidad para el triunfo sin tener que depender excesivamente de la opinión de los demás.
  • Actúa con criterio a la hora de evaluarte a ti mismo o al trabajo que haces.
  • Ayuda a otras personas dando algo de lo que sabes, de lo que haces, ya que solo se puede dar lo que se tiene, cuando se tiene.
  • Confía en tus posibilidades y en que puedes dar mucho de ti mismo a otras personas porque, simplemente, tienes mucho que compartir.
  • Valórate, respétate y hazte respetar.

  

  • Empatía y adaptación social:facilidad para ponerte en el lugar de otra persona y  captar lo que le está pasando y cómo lo está viviendo.

 

Un bajo nivel de empatía y adaptación social supone:

  • Dificultad para ponerse en la piel de otra persona o para interpretar la intención que respalda los actos ajenos, lo que le lleva a extraer conclusiones erróneas y precipitadas.
  • Desinterés o incapacidad para convivir y trabajar con otros. Sentido de la oportunidad deficiente, con inadecuada adaptación a otras opiniones o creencias.
  • Necesitar frecuentes halagos para mitigar el sentimiento de inseguridad.
  • Esperar que las circunstancias mejoren sin hacer nada al respecto, o idealizar las circunstancias y a otras personas.

Estos Vuelos SEF tienen por objetivo desarrollar tu “I.E. y Bienestar” mediante 20 Dinámicas Vivenciales y Experienciales. Se impartirán en el siguiente calendario durante seis sesiones presenciales (de 18:30 a 19:50) y prácticas externas para “Vivir” lo aprendido en el aula esa semana:

 ENERO  2019:

Vie 11: Vuelo SEF 5 de I.E. y Bienestar

Vie 18: Vuelo SEF 6 de I.E. y Bienestar

Vie 25: Conclusiones Vuelos SEF 5 y 6 de I.E. y Bienestar

  

FEBRERO  2019:

Vie 8: Vuelo SEF 7 de I.E. y Bienestar

Vie 15: Vuelo SEF 8 de I.E. y Bienestar

Vie 22: Conclusiones Vuelos SEF 7 y 8 de I.E. y Bienestar

 

Zaragoza, Diciembre de 2018

Nos vemos en Enero. Abrazo 8T

Profesor/Facilitador: César Rodríguez

Doctor en Psicología por la Universidad de Zaragoza

 

 

Publicado en Escuela de Felicidad, Inteligencia Emocional | Deja un comentario

Vuelos SEF 5/8 de “I.E.” en Dona Médula Aragón

Facilitador: Dr. César Rodríguez

Lugar: C/Miguel Allué Salvador nº 11 (oficina), Zaragoza

Asociación Dona Médula Aragón

 

1) ¿Para qué sirve la inteligencia emocional?

Sobre todo sirve para convivir, comunicarse y moverse entre otros seres humanos de modo fructífero, fácil y feliz.

La IE administra la forma de amar, la autovaloración de la capacidad de hacer amistad, de ser aceptado y aceptar, de ser optimista respecto a uno mismo y a otras personas. En ella intervienen tres componentes: la experiencia subjetiva, la reacción psicológica y la comunicación hacia el exterior. Se emplea en las siguientes tareas:

  • Percibir e interpretar adecuadamente las emociones propias y las de los demás.
  • Utilizar el pensamiento para generar emociones y estados de ánimo favorables. Esto es, nos sentimos como pensamos. Las opiniones sobre nosotros mismos, sobre lo que soy y cómo soy, dependen en parte de lo que pienso que soy; por eso, al modificar el pensamiento se alteran las preferencias; pensar ayuda a preferir. Preferir es sentirse emocionalmente motivado hacia algo concreto, ya sea para acercarse o para huir.
  • Reaccionar adecuadamente a los estímulos. Las personas con buen nivel de IE otorga a los estímulos la importancia que les corresponde. Por el contrario, el estrés se ceba en quienes, por sus rasgos de personalidad y bajo nivel de IE, reaccionan de modo exagerado a las señales externas, llenándose de sentimientos turbadores sobre los que no tienen dominio: ansiedad, miedo, angustia, dolor, celos…
  • Comunicarse bien. El bajo nivel de IE propicia la incomunicación y la falta de entendimiento, haciendo que fructifiquen sentimientos de traición, de aislamiento e incomprensión, mala interpretación de los acontecimientos y de las intenciones. Acumula problemas, resentimiento y deterioro de las relaciones humanas.
  • Respetar la propia identidad. La persona emocionalmente inteligente interactúa con los demás sin dejar de ser ella mismo; es capaz de emitir sus opiniones y sentimientos sin herir los del prójimo. Es lo que Millon, experto en la descripción de trastornos de la personalidad, llama patrón respetuoso de afrontamiento, según el cual la persona expresa lo que siente, expone abiertamente lo que le molesta o agrada, pero sabe hacerlo sin generar violencia ni rechazo.

 

2) Habilidades a desarrollar para potenciar tu inteligencia emocional (IE):

  • Autocontrol: capacidad para regular la conducta, el estado anímico y los sentimientos.

 

Un pobre nivel de autocontrol indica que toleras mal la frustración, que explotas con relativa facilidad y te cuesta trabajo encontrar alternativas optimistas de pensamiento con las que poder motivarte y mejorar el estado anímico. Como te mueves por corazonadas y arrebatos, te cuesta manejar tus emociones negativas (frustración, aburrimiento, rechazo o enfado), resultando difícil a los demás predecir tus reacciones, y temiendo en muchas ocasiones tus explosiones.

Un buen nivel de autocontrol indica excelente dominio de ti mismo: que sabes esperar, que tienes paciencia y don de la oportunidad, que eres responsable y cooperador.

 

  • Reconocimiento de emociones:capacidad para identificar sentimientos personales y de otros.

 

Un bajo nivel en esta habilidad indica que tienes dificultades para definir exactamente qué sientes, no logrando que el nivel de intensidad se corresponda con lo que la situación demanda. En muchas ocasiones evitas pensar en tus emociones negativas consiguiendo así que, lejos de desaparecer, terminen afectando a tu sistema inmunológico, y tiendas además a echar la culpa a los demás.

Un buen nivel en esta habilidad señala que percibes bien tus emocionesy también las ajenas. Sabes distinguir tanto emociones diferentes como la intensidad de las mismas. Además, dada tu facilidad para identificar lo que sienten otros, suelen considerarte una persona entrañable, cercana, confiable.

 

  • Expresión de emociones: facilidad o dificultad para tolerar las emociones propias y, llegado el caso, comunicárselas a otros.

 

La deficiencia en la expresión de emociones se produce en personas que reprimen lo que sienten o eligen inadecuadamente los gestos, palabras o tono de voz. También en personas que juegan frecuentemente el rol de víctimas, o que se sienten vulnerables exponiendo su interior, sobrecogiéndose en muchos casos al ser testigos de las emociones de los demás, prefiriendo no tener que pasar por ese trance. Son personas que no suelen expresar a tiempo sus emociones, explotando cuando nadie se lo espera o en el momento inoportuno.

La facilidad para exponer lo que se siente, supone distinguir entre lo que se siente y piensa; expresar con naturalidad el afecto o el disgusto, exponer a tiempo lo que les ocurre, con lo que se evita explotar cuando ya no viene a cuento.Laimagen que se ofrece es de seguridad, equilibrio y fiabilidad.

 

  • Autoestima, asertividad  y capacidad de motivación:

¿Aprecias tus cualidades? ¿Sabes darte ánimos cuando las circunstancias se ponen difíciles? ¿Te marcas metas y buscar energía en tu interior para alcanzarlas? ¿Eres capaz de posponer recompensas? ¿Necesitas que los demás te hagan comentarios para evaluar tus cualidades o, por el contrario, digan lo que digan tú sabes valorarte y respetarte?

Para ello:

  • Márcate pequeñas metas y realistas y ve disfrutando poco a poco de los triunfos, afianzando de este modo la valía personal.
  • Confía en tu capacidad para el triunfo sin tener que depender excesivamente de la opinión de los demás.
  • Actúa con criterio a la hora de evaluarte a ti mismo o al trabajo que haces.
  • Ayuda a otras personas dando algo de lo que sabes, de lo que haces, ya que solo se puede dar lo que se tiene, cuando se tiene.
  • Confía en tus posibilidades y en que puedes dar mucho de ti mismo a otras personas porque, simplemente, tienes mucho que compartir.
  • Valórate, respétate y hazte respetar.

 

  • Empatía y adaptación social:facilidad para ponerte en el lugar de otra persona y  captar lo que le está pasando y cómo lo está viviendo.

 

Un bajo nivel de empatía y adaptación social supone:

  • Dificultad para ponerse en la piel de otra persona o para interpretar la intención que respalda los actos ajenos, lo que le lleva a extraer conclusiones erróneas y precipitadas.
  • Desinterés o incapacidad para convivir y trabajar con otros. Sentido de la oportunidad deficiente, con inadecuada adaptación a otras opiniones o creencias.
  • Necesitar frecuentes halagos para mitigar el sentimiento de inseguridad.
  • Esperar que las circunstancias mejoren sin hacer nada al respecto, o idealizar las circunstancias y a otras personas.

Estos Vuelos SEF tienen por objetivo desarrollar tu “I.E. y Bienestar” mediante 20 Dinámicas Vivenciales y Experienciales. Se impartirán en el siguiente calendario durante seis sesiones presenciales (de 18:30 a 19:50) y prácticas externas para “Vivir” lo aprendido en el aula esa semana:

ENERO 2019:

Jue 17: Vuelo SEF 5 de I.E. y Bienestar

Jue 24: Vuelo SEF 6 de I.E. y Bienestar

Jue 31: Conclusiones Vuelos SEF 5 y 6 de I.E. y Bienestar

  

FEBRERO  2019:

Jue 14: Vuelo SEF 7 de I.E. y Bienestar

Jue 21: Vuelo SEF 8 de I.E. y Bienestar

Jue 28: Conclusiones Vuelos SEF 7 y 8 de I.E. y Bienestar

 

Zaragoza, Diciembre de 2018

Nos vemos en Enero. Abrazo 8T

César Rodríguez

Doctor en Psicología por la Universidad de Zaragoza

 

 

 

 

Publicado en Escuela de Felicidad, Inteligencia Emocional | Deja un comentario

Vuelos SEF 5/8 de I.E. en Centro Formación Roncal

(Centro Formación Roncal/ Dr. César Rodríguez)

1) ¿Para qué sirve la inteligencia emocional?

Sobre todo sirve para convivir, comunicarse y moverse entre otros seres humanos de modo fructífero, fácil y feliz.

La IE administra la forma de amar, la autovaloración de la capacidad de hacer amistad, de ser aceptado y aceptar, de ser optimista respecto a uno mismo y a otras personas. En ella intervienen tres componentes: la experiencia subjetiva, la reacción psicológica y la comunicación hacia el exterior. Se emplea en las siguientes tareas:

  • Percibir e interpretar adecuadamente las emociones propias y las de los demás.
  • Utilizar el pensamiento para generar emociones y estados de ánimo favorables. Esto es, nos sentimos como pensamos. Las opiniones sobre nosotros mismos, sobre lo que soy y cómo soy, dependen en parte de lo que pienso que soy; por eso, al modificar el pensamiento se alteran las preferencias; pensar ayuda a preferir. Preferir es sentirse emocionalmente motivado hacia algo concreto, ya sea para acercarse o para huir.
  • Reaccionar adecuadamente a los estímulos. Las personas con buen nivel de IE otorga a los estímulos la importancia que les corresponde. Por el contrario, el estrés se ceba en quienes, por sus rasgos de personalidad y bajo nivel de IE, reaccionan de modo exagerado a las señales externas, llenándose de sentimientos turbadores sobre los que no tienen dominio: ansiedad, miedo, angustia, dolor, celos…
  • Comunicarse bien. El bajo nivel de IE propicia la incomunicación y la falta de entendimiento, haciendo que fructifiquen sentimientos de traición, de aislamiento e incomprensión, mala interpretación de los acontecimientos y de las intenciones. Acumula problemas, resentimiento y deterioro de las relaciones humanas.
  • Respetar la propia identidad. La persona emocionalmente inteligente interactúa con los demás sin dejar de ser ella mismo; es capaz de emitir sus opiniones y sentimientos sin herir los del prójimo. Es lo que Millon, experto en la descripción de trastornos de la personalidad, llama patrón respetuoso de afrontamiento, según el cual la persona expresa lo que siente, expone abiertamente lo que le molesta o agrada, pero sabe hacerlo sin generar violencia ni rechazo.

2) Habilidades a desarrollar para potenciar tu inteligencia emocional (IE):

  • Autocontrol: capacidad para regular la conducta, el estado anímico y los sentimientos.

Un pobre nivel de autocontrol indica que toleras mal la frustración, que explotas con relativa facilidad y te cuesta trabajo encontrar alternativas optimistas de pensamiento con las que poder motivarte y mejorar el estado anímico. Como te mueves por corazonadas y arrebatos, te cuesta manejar tus emociones negativas (frustración, aburrimiento, rechazo o enfado), resultando difícil a los demás predecir tus reacciones, y temiendo en muchas ocasiones tus explosiones.

Un buen nivel de autocontrol indica excelente dominio de ti mismo: que sabes esperar, que tienes paciencia y don de la oportunidad, que eres responsable y cooperador.

 

  • Reconocimiento de emociones:capacidad para identificar sentimientos personales y de otros.

 

Un bajo nivel en esta habilidad indica que tienes dificultades para definir exactamente qué sientes, no logrando que el nivel de intensidad se corresponda con lo que la situación demanda. En muchas ocasiones evitas pensar en tus emociones negativas consiguiendo así que, lejos de desaparecer, terminen afectando a tu sistema inmunológico, y tiendas además a echar la culpa a los demás.

Un buen nivel en esta habilidad señala que percibes bien tus emocionesy también las ajenas. Sabes distinguir tanto emociones diferentes como la intensidad de las mismas. Además, dada tu facilidad para identificar lo que sienten otros, suelen considerarte una persona entrañable, cercana, confiable.

 

  • Expresión de emociones: facilidad o dificultad para tolerar las emociones propias y, llegado el caso, comunicárselas a otros.

 

La deficiencia en la expresión de emociones se produce en personas que reprimen lo que sienten o eligen inadecuadamente los gestos, palabras o tono de voz. También en personas que juegan frecuentemente el rol de víctimas, o que se sienten vulnerables exponiendo su interior, sobrecogiéndose en muchos casos al ser testigos de las emociones de los demás, prefiriendo no tener que pasar por ese trance. Son personas que no suelen expresar a tiempo sus emociones, explotando cuando nadie se lo espera o en el momento inoportuno.

La facilidad para exponer lo que se siente, supone distinguir entre lo que se siente y piensa; expresar con naturalidad el afecto o el disgusto, exponer a tiempo lo que les ocurre, con lo que se evita explotar cuando ya no viene a cuento.Laimagen que se ofrece es de seguridad, equilibrio y fiabilidad.

 

  • Autoestima, asertividad  y capacidad de motivación:

¿Aprecias tus cualidades? ¿Sabes darte ánimos cuando las circunstancias se ponen difíciles? ¿Te marcas metas y buscar energía en tu interior para alcanzarlas? ¿Eres capaz de posponer recompensas? ¿Necesitas que los demás te hagan comentarios para evaluar tus cualidades o, por el contrario, digan lo que digan tú sabes valorarte y respetarte?

Para ello:

  • Márcate pequeñas metas y realistas y ve disfrutando poco a poco de los triunfos, afianzando de este modo la valía personal.
  • Confía en tu capacidad para el triunfo sin tener que depender excesivamente de la opinión de los demás.
  • Actúa con criterio a la hora de evaluarte a ti mismo o al trabajo que haces.
  • Ayuda a otras personas dando algo de lo que sabes, de lo que haces, ya que solo se puede dar lo que se tiene, cuando se tiene.
  • Confía en tus posibilidades y en que puedes dar mucho de ti mismo a otras personas porque, simplemente, tienes mucho que compartir.
  • Valórate, respétate y hazte respetar.

 

  • Empatía y adaptación social:facilidad para ponerte en el lugar de otra persona y  captar lo que le está pasando y cómo lo está viviendo.

 

Un bajo nivel de empatía y adaptación social supone:

  • Dificultad para ponerse en la piel de otra persona o para interpretar la intención que respalda los actos ajenos, lo que le lleva a extraer conclusiones erróneas y precipitadas.
  • Desinterés o incapacidad para convivir y trabajar con otros. Sentido de la oportunidad deficiente, con inadecuada adaptación a otras opiniones o creencias.
  • Necesitar frecuentes halagos para mitigar el sentimiento de inseguridad.
  • Esperar que las circunstancias mejoren sin hacer nada al respecto, o idealizar las circunstancias y a otras personas.

 

Estos Vuelos SEF (organizados por “Dona Médula Aragón”) tienen por objetivo desarrollar tu “I.E. y Bienestar” mediante 20 Dinámicas Vivenciales y Experienciales. Se impartirán en Centro de Formación Roncal, con el siguiente calendario, durante seis sesiones presenciales (de 18:30 a 19:50) y prácticas externas para “Vivir” lo aprendido en el aula esa semana:

ENERO  2019:

Mie 16: Vuelo SEF 5 de I.E. y Bienestar

Mie 23: Vuelo SEF 6 de I.E. y Bienestar

Mie 30: Conclusiones Vuelos SEF 5 y 6 de I.E. y Bienestar

 

FEBRERO  2019:

Mie 13: Vuelo SEF 7 de I.E. y Bienestar

Mie 20: Vuelo SEF 8 de I.E. y Bienestar

Mie 27: Conclusiones Vuelos SEF 7 y 8 de I.E. y Bienestar

Zaragoza, Diciembre de 2018

Nos vemos en Enero. Abrazo 8T

Profesor/Facilitador: César Rodríguez

Doctor en Psicología por la Universidad de Zaragoza

 

 

 

Publicado en Escuela de Felicidad, Inteligencia Emocional | Deja un comentario